96 578 70 17 aprosdeco@gmail.com

BIOGRAFÍA DE APROSDECO

Los inicios  de APROSDECO como entidad se remontan al año 1974. Es en ese momento cuando madres, padres y familiares hacen visibles las necesidades y problemas que presentaban las personas con discapacidad intelectual y del desarrollo y, comienzan a impulsar y crear servicios y recursos de carácter pedagógico con el objeto de minimizar los problemas que presentaban sus hijas/os y favorecer la inserción social y mejorar la calidad de vida de estos y sus familias.

Inicialmente se ofrecía atención educativa que más tarde asumieron los organismos educativos oficiales, pasando a partir de ese momento a prestar servicios a personas adultas con discapacidad intelectual una vez finalizada su escolarización. La concepción de la persona con discapacidad intelectual, existente en ese momento, y la escasa o nula red de recursos para su atención condicionó la prestación de servicios por parte de la Asociación, siendo ésta principalmente de carácter asistencial y con perfiles profesionales con escasa formación. El gran reto para la Entidad ha sido el ir reformulando su misión y visión para acercarse a los nuevos enfoques teóricos, pasando de una concepción de la persona con discapacidad intelectual como receptora pasiva de servicios y atención, a una nueva perspectiva centrada en el rol protagonista en su propio proyecto vital y en la organización de la Entidad. Se produce por tanto una transición desde un modelo educativo-asistencial hacia un modelo de calidad de vida.

Todo este recorrido ha conllevado una nueva organización, un nuevo modelo de gestión y una actualización de los recursos en estos más de 40 años de trayectoria.  Estos cambios han requerido transformar el modo en que la organización comunica una visión común, implica a todas/os las/os interesadas/os, apoya el dominio personal y, promueve un contexto comunitario para una vida de calidad. Así APROSDECO se ha convertido en una  entidad consolidada y comprometida siendo sus valores la solidaridad, inclusión, profesionalidad, igualdad de oportunidades, trabajo en equipo y gestión eficaz.

La puesta en marcha del Centro Ocupacional “La Xara”, se configura como ejemplo de esta concepción. Este Centro es el resultado de un proyecto coordinado entre la Generalitat Valenciana y APROSDECO, desarrollado en el año 1.987 y puesto en funcionamiento en 1.990. Desde entonces APROSDECO, ha gestionado el Centro Ocupacional y, es y ha sido pionera en la comarca de la Marina Alta en la atención a personas con discapacidad intelectual, constituyéndose como referencia para todo el sector.

APROSDECO se marca como como principio rector de su filosofía y sentido como entidad la siguiente misión, visión y valores:

  • MISIÓN: Favorecer el desarrollo personal y la integración social y/o laboral de las personas con discapacidad intelectual con el fin último de mejorar su calidad de vida.
  • VISIÓN: Ser una institución representativa del buen hacer para con las personas con discapacidad, respetada y reconocida por todas las partes implicadas.
  • VALORES: Priorizar la atención individualizada teniendo en cuenta las necesidades y las capacidades de cada persona en colaboración con los padres, madres y respetando los derechos de todas/os las/os implicadas/os.

Para entender estos conceptos dentro de la gestión y atención que brinda la Asociación deben considerarse:

  • El concepto de calidad de vida siguiendo el “Modelo de Vida de Robert Schalock y Verdugo”, en todas sus dimensiones: desarrollo personal, autodeterminación, relaciones interpersonales, inclusión social, derechos, bienestar emocional, bienestar físico  y bienestar material.
  • La implantación de un Sistema de Gestión de Calidad como medio para alcanzar la excelencia y reconocimiento social y profesional. La mejora continua y la transparencia como parte de la cultura de la Asociación y, en ajuste continúo a las necesidades y potencialidades de las personas con discapacidad intelectual y las demandas del entorno.
  • Atención individualizada entendida como atención centrada en la persona. La persona con discapacidad intelectual se constituye en  el centro del proceso, elige lo que es importante y toma el rol de liderazgo decidiendo qué oportunidades hay que crear y qué apoyos necesita.

Así los principios básicos y valores (todo ello recogido en Manual del Sistema de Gestión de Calidad) que fundamentan nuestra acción son:

  • Una concepción de la discapacidad intelectual que afirma el valor de toda persona por encima de sus perfiles de capacidad y limitación.
  • La inteligencia es algo dinámico, se forma a través de un proceso histórico de interacción de la persona con el ambiente que le rodea. Cualquier persona, pues, puede permanentemente progresar si cuenta con los apoyos necesarios.
  • Debe primar la atención desde una vertiente individual, cada caso requiere una evaluación y análisis de las condiciones particulares y del proceso de interacción de éstas en su entorno socio-familiar y físico.
  • La persona debe ser agente esencial en la construcción de un proceso habilitador y la planificación de su futuro.
  • Concienciar a todo el personal de las responsabilidades de su puesto, del código ético, así como poner a su disposición los medios y la formación necesaria a tal efecto.
  • Conseguir la colaboración de los familiares para lograr un mayor bienestar de los usuarias/os.
  • Transmitir la importancia del sistema de gestión de calidad como instrumento de mejora en la consecución de los objetivos.
  • Lograr una mayor satisfacción de los usuarias/os, trabajadoras/es y familiares.